ACCIDENTE EN MÉRIDA: RESPONSABILIDADES NO ASUMIDAS

A las 4:59 p.m. del 21 de febrero de 2008 el vuelo Santa Bárbara Airlines 518 despegó del Aeropuerto Alberto Carnevalli de la ciudad de Mérida con destino al Aeropuerto Internacional de Maiquetía. Pero algo no salió bien.
A minutos del despegue; el capitán, Albino Garanito, y el copiloto, Denis Ferreria, debían reportarse con la torre de control del Aeropuerto de Valera, Estado Trujillo, pero no lo hicieron. El radar de Barquisimeto, Estado Lara, tampoco reportó haber registrado la aeronave. Y en el Aeropuerto de Maiquetía, el vuelo no reportó su llegada. Entonces, las alertas se dispararon. Entonces, la posibilidad de que el avión se hubiese precipitado a tierra, comenzó a tomar fuerza.
En horas de la noche de aquel jueves, poco se sabía de lo que había sucedido. La incertidumbre entre los familiares de los pasajeros, crecía según pasaban las horas.
A lo largo de la madrugada del 21 de febrero y la mañana del viernes 22, familiares de los pasajeros se trasladaron hasta los aeropuertos de Maiquetía y de Mérida para conocer noticias sobre el vuelo 518 de Santa Bárbara. Llegaron preocupados, pero con esperanzas de poder volver a ver a sus seres queridos. Horas después, recibieron noticias de sus familiares… aunque no las que esperaban.
En la mañana del 22 de febrero de 2008, un grupo de rescatistas localizaron los restos del avión en la Cara del Indio, una montaña ubicada entre el Páramo Los Conejos y de Los Leones en el Estado Mérida, en el occidente de Venezuela. A tan solo 6 millas del punto de partida del vuelo. Al Director de Protección Civil del momento, Antonio Rivero, le tocó dar la noticia: no había sobrevivientes, los 46 pasajeros habían muerto.
Los días siguientes al accidente, el Estadio Metropolitano de Mérida, escenario de ovaciones y algarabía deportiva, cambió su función. Allí, las autoridades instalaron una morgue móvil hasta donde se fueron trasladando los restos humanos que poco a poco se iban encontrando en el lugar del siniestro. Allí, familiares y amigos de los pasajeros, esperaron la identificación de sus seres queridos para darles el último adiós.

Para ver fotos sobre el accidente, haz click aquí.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: